Recorrer el barrio judío

barrio judio - venecia

Dentro del barrio -o distrito- Cannaregio se ubica el famoso barrio judío, al cual se le conoce como Il Ghetto. El enclave en el que encuentra es uno de los más visitados de la ciudad, ya que ir a Venecia y no pasear por él es perderse parte de la historia de esta ciudad. Se encontrarán edificios particulares que contemplar así como tiendas de alimentación kosher, sinagogas y librerías especializadas, además de cafeterías pequeñas y atractivas que ofrecerán suculentos cafés, desayunos y meriendas en un entorno mucho menos atendido por el turismo.

Se encuentra a pocos metros de la Estación de Trenes Santa Lucía y será necesario atravesar una calle angosta que sale desde Fondamenta di Cannaregio. En este punto, será fácil llegar hasta el Ghetto Vecchio y desde ahí, al Campo Ghetto Nuovo. Este enclave es relevante porque en él se localiza el Museo Judío y el Memorial del Holocausto.

Desde principios del siglo XVI los judíos que vivían en Venecia tuvieron que concentrarse en este barrio que se aisló a través de anchos canales. Las puertas se cerraban al anochecer y había guardias que impedían la salida de los judíos que no tuvieran un permiso especial. Tan solo se les permitía trabajar como comerciantes de telas, prestamistas o médicos. Todavía quedan judíos, aunque pocos, que siguen manteniendo el estilo de vida que se instauró en aquella época. De hecho, solo 33 de unos 500 viven todavía en esta zona. Es asombroso comprobar que el barrio aún mantiene su identidad y supone un enclave muy visitado por los judíos de todas partes del mundo, ya que esta judería fue la primera que surgió en Europa.

Dentro de las muchas y bellas peculiaridades que se contemplarán en este barrio, llaman la atención las sinagogas o scoles venecianas, fechadas en el siglo XVI y construidas por los judíos procedentes de España, Francia, Alemania, Europa del Este e Italia.

Este barrio, bohemio y tranquilo, es diferente a los demás distritos de Venecia. Por ello, pasear por él será un privilegio, pues todo lo que cabe en él rebosa la autenticidad de una zona con mucho encanto y solera. Un lugar que ha sobrevivido a años y años de historia y que sus habitantes han sabido mantener con afecto su historia y tradiciones.

Opina

*

Nueve − 8 =