Basílica dei Santi Giovanni e Paolo

Basilica di San Giovani e Paolo en Venecia , Italia

La Basilica dei Santi Giovanni e Paolo -en español, ‘Basílica de San Juan y San Pablo‘- es la mayor iglesia de Venecia. Esta basílica dominica se localiza en Castello, lugar elegido por el duque Jacopo Tiepolo, y su construcción tardó casi cien años hasta que por fin se finalizó durante el primer tercio del siglo XV. Los turistas deberán bajarse del vaporetto en Ospedale, parada cubierta por diversas líneas, aunque la mejor forma de llegar -y la más hermosa- será apearse en Rialto mediante la línea dando un pequeño paseo hasta toparse con la Basilica dei Santi Giovanni e Paolo.

Empezó a construirse en el año 398 y se convirtió en el lugar de descanso de los mártires Juan y Pablo. La iglesia original fue dañada por los visigodos de Alarico I durante el saqueo de Roma que tuvo lugar en el año 410. Posteriormente también fue castigada por el terremoto del 442 y saqueada por los normandos en 1084. El Papa Pascual II promovió su restauración y añadió la torre y porche sustituyendo el nártex original. El aspecto actual se mantiene desde 1951, cuando el cardenal Francis Joseph Spellman restauró la fachada.

En la Iglesia se encuentra actualmente la urna con los restos mortales de San Pablo de la Cruz, fundador de la Congregación de la Pasión.

Externamente, dentro de la plaza del mismo nombre, se localizan el hospital -alojado en la impresionante Scuola Grande di San Marco- y la estatua realizada por Bartolomeo de Verocchio Colleoni. Por dentro, merecerá la pena ver las obras pictóricas de Bellini, Giovanni Battista Piazzetta o Veronés. El recorrido permitirá al visitante contemplar, no sin gran asombro, las grandes dimensiones con las que cuenta la basílica entre las que se reparten numerosos sepulcros. Destacan especialmente los de Pietro y Alvise Mocenigo gracias a su tamaño y a la escultura que los preside.

La Basílica se podrá visitar todos los días desde las 7:30 hasta las 19 horas, pero las visitas para los turistas estarán restringidas, por lo que solo se permitirá entrar los días laborables de nueve de la mañana a seis de la tarde mientras que los domingos y festivos el horario será de doce de la mañana a seis de la tarde.

El precio de la entrada es de 2,50 euros; precio que se entiende como una colaboración con la iglesia. Además, los estudiantes podrán comprar una entrada reducida por tan solo 1,25 euros. Conviene saber que en este templo religioso no se acepta ninguna de las tarjetas destinadas a obtener descuentos en los museos y basílicas de la ciudad.

Opina

*

dos + 2 =