Barrio Castello

Castello - Venecia

Este barrio veneciano debe su nombre a una de las islas primigenias de las que se formó llamada San Pietro di Castello. Se trata del sestiere de mayores dimensiones de los seis en los que se divide Venecia y que se localiza al este de la città. Quizá sea por ello que en él se distribuyen diferentes estilos, combinando zonas absolutamente turísticas con otras más tradicionales donde habitan los venecianos que trabajaron en el colosal astillero Arsenale que sitia buena parte del barrio. Otro punto a su favor es que posee varias zonas tranquilas para descansar de las aglomeraciones turísticas ofreciendo imperdibles vistas a edificios de gran encanto por su antigüedad.

Este distrito empezó su crecimiento en el siglo XIII alrededor del Arsenal de Venecia, que originariamente fue la isla Gemini, a pesar de que existieron pequeños establecimientos en las islas de San Pietro di Castello, que ha dado lugar al nombre de este sistiere. También fue llamada Isla d’Olivo desde al menos el siglo VIII.

El distrito se dividió entre el Arsenale, que fue el mayor complejo naval del continente europeo, y los monasterios que se situaban en la parte septentrional del barrio. Napoleón Bonaparte alteró la estructura, dando lugar a la creación de los Jardines de Bienal que vemos hoy en día. Más recientemente se ha creado la isla Sant’Elena y tierra desecada en otras partes del barrrio.

Dentro del barrio Castello se encontrarán elementos imprescindibles que visitar, como el Palazzo Ducale y la gran Basilica di Santi Giovani e Paolo, la que sin duda es la mayor de todas las que acoge la ciudad de los canales. Pasear por el entorno ofrecido por el Astillero Arsenale también es una actividad altamente recomendable. Y cuando se programe esta excursión, conviene visitar el Museo Storico Navale -‘Museo Histórico Naval’ en español-, uno de los grandes museos olvidados de la ciudad y que sin embargo supone una maravilla que merece la pena recorrer y comprobar con asombro cómo fueron evolucionando las famosas góndolas con el paso de los años.

Otros templos religiosos son la Chiesa Santa Maria Formosa, la Chiesa San Francesco della Vigna, la Chiesa di San Giorgio dei Greci y finalmente, la Chiesa della Pietà.

Teniendo como punto de referencia la Piazza San Marco, este barrio se localiza a tan solo setecientos metros de esta, donde se ubican la Basílica de San Marcos y el precioso Campanile.

Para terminar, una recomendación gastronómica: la Cantina Canaletto en Via della Malvasia. Este restaurante es considerado como un estandarte dentro de la cocina ítalo-veneciana, por lo que es muy aconsejable dejarse caer en él y dejarse seducir por una pizza recién horneada.

Foto: Eustaquio

Opina

*

18 − 14 =