De relax por los Jardines Reales

Jardines Reales - Venecia

En pleno corazón de la ciudad, del que manan los canales que atraviesan la bella Venecia, se localizan los Giardini ex Reali (Jardines Reales): un soplo de aire fresco con una imagen verde y repleta de matices para los visitantes que deseen encontrar un momento de paz ante el bullicio del correr del agua, la afluencia turística, la mucha cultura que se respira por doquier y, sobre todo, las colas interminables para acceder a los museos. Y es que los ‘Jardines Reales’ suelen ser los grandes olvidados por los turistas cuando se desplazan a la ciudad de los canales. Estos jardines, antiguos jardines reales, son un parque público muy próximo a la Plaza de San Marcos y fueron conocidos como jardines napoleónicos durante el siglo XIX.

Inicialmente, fue Eugenio Bonaparte quien quiso mejorar las vistas desde su aposento en las Nuevas Procadurías. Así, desturyó tres edificios públicos del siglo XIV. A pesar de ello, su actual disposición es posterior, cuando los arquitectos Carlo Aymonino (1926-2010) y G. Babini restauraron en 1997 este lugar, recuperando la zona.

No muy grandes, los Giardini ex Reali cuentan con un diseño coqueto y relajante que invita al ensueño. Repleto de bancos para descansar sin prisa, los jardines son completamente gratuitos. Una ventaja añadida, ya que hay muchos otros lugares en Venecia en los que habrá que pagar -quizá demasiado- para contemplar lo que sea que se esconda tras sus puertas.

Para llegar hasta ellos, los visitantes disfrutarán también de un trazado muy interesante que a continuación se detalla. Así pues, se recomienda partir desde la Piazza San Marco y seguir a pie ya que los jardines están realmente cerca. Igualmente, aunque el viajero se dirija hasta la zona en cuestión desde la Estación de Trenes Santa Lucía o la Piazzale Roma, el paseo también merecerá la pena, pues se halla a tan solo media hora de estos transitados lugares. No obstante, conviene saber que la línea 1 de vaporetto cubre la parada de los jardines para facilitar el acceso a los jardines.

En los Giardini ex Reali es posible realizar picnics, pues aunque existen muchos puestos y locales situados fuera del recinto, son bastante costosos y quizás no le merezca la pena al visitante pagar una fortuna por un pequeño bocadillo.

Foto: Ell Brown

Opina

*

Doce − Ocho =