Pallestrina

pallestrina

Pellestrina es una isla en el norte de Italia, situada de forma que crea una barrera entre el sur de la Laguna de Venecia y el mar Adriático, con una ubicación que la deja al suroeste de Lido.

Esta isla cuenta con 12 kilómetros de longitud y se bordea por grandes terraplenes en su lado marino desde el siglo XVIII. En ella se encuentran cuatro pueblos principales: San Pietro in Volta, Secco Porto, San Antonio y Pellestrina, conocido por sus casas de colores pintados.

En cuanto a su actividad económica, destaca fundamentalmente la horticultura, la pesca y sobre todo el turismo. No solo por sus atractivos propios, sino también por ser vecina de la conocidísima Venecia.

A Pellestrina se puede llegar desde la línea 11 de vaporetto en dirección a Chioggia y se debe tomar una vez se haya llegado a la turística Lido, que es desde donde parte este medio; sin duda esta excursión será muy recomendable dada la enorme belleza de esta pequeña isla perteneciente a Venecia. Otras líneas de vaporetto desde Venecia son las líneas 1, 2, 3, 4 y 5 aunque también la ruta once de autobús terrestre permite arribar hasta Pellestrina. Este se deberá coger en la Piazza Roma.

Su fascinante historia es similar al de todas las islas de la zona, con la peculiaridad de que quedó completamente derruida tras la Guerra di Chioggia en el siglo XVI. Pero gracias al dux de Contarini Andrea fue posible su reconstrucción y la isla quedó repartida entre cuatro familias de nobles a las cuales deben su nombre sus principales barrios. Entre ellos, destacan el barrio de Zennaro, el barrio de Busetto, el barrio de Scarpa y el barrio de Vianello.

Es una isla fabulosa para recorrer en bicicleta, alternando con paseos tranquilos que darán gran serenidad al visitante si es que llega de haber pasado unos días en la enérgica Lido. Para ver, no faltan enclaves: iglesias por doquier, casas antiguas de gran belleza así como diversos palazzos.

Para comer son altamente aconsejables el Ristorante da Memo situado en San Pietro in Volta donde las especialidades más destacables son el sabroso peoci gratinati y el exquisito risotto di pesce. Otros restaurantes que gozan de buenas críticas son el el da Celeste y finalmente, el Ai Pescatori.

Un último consejo: una grata actividad será perderse por la costa de la isla, ya que se podrá contemplar alguna preciosa playa salvaje que ofrecerá un entorno inolvidable para una excursión memorable.

Opina

*

cuatro × dos =