Paseo en Góndola

Venicia - Italia, Gondolas

Una de las actividades más románticas que se puede -y se debe- realizar en la misteriosa Venecia es dar un paseo en góndola.

La góndola es una pequeña embarcación veneciana muy típica del siglo XVIII, época en la que la ciudad albergaba numerosos botes que eran sin duda alguna el medio de transporte oficial. Seguramente se habrá contemplado en diversas postales e imágenes de la apreciada ciudad italiana cientos de veces a pesar del paso del tiempo, y es que estas pequeñas joyas siguen tan vivas como lo estaban en el Siglo de las Luces.

Para su uso, es necesario el uso de un único remo que debe ser fino y de gran largura. Aunque en la actualidad no constituyen un medio de transporte dentro de la ciudad de los canales, sí que se siguen empleando, especialmente como una de las atracciones más demandadas de Venecia. Y es que si además cuentan con el añadido de que son el único medio capaz de acceder a algunos enclaves angostos, su supervivencia está más que justificado.

Si se viaja con la pareja -con mayores razones si se está de luna de miel-, es altamente recomendable dar un paseo por el Gran Canal en Góndola. Aunque los precios suelen variar, y lo más probable es que se tenga que regatear con el gondolieri, el coste oficial por un paseo de cuarenta minutos se establece entre los 80 y los 100 euros. No hará falta insistir mucho al gondolieri para que entone unas cuantas canciones italianas para solaz de los enamorados.

Puedes reservar online, si lo deseas, a través de Turismoteca diferentes opciones para pasear en góndola por unos 40€, y si prefieres el paseo con cena incluida por unos 85€.

Otro detalle a tener en cuenta es que el mejor momento del día para realizar esta travesía especial es al atardecer, cuando los destellos de sol brillan sobre las aguas inquietas de los canales y los edificios emblemáticos de la ciudad, sus cúpulas y mármoles se iluminan con los colores del cielo.

Y si se prefiere no renunciar a este tópico y típico de Venecia pero queremos ahorrar un poco en el viaje, siempre podemos llenar la góndola con otras personas y dividir el precio. Caben entre 4 y 6 personas, de modo que por menos de 20 euros es posible realizar este recorrido durante 40 minutos, al ritmo de unas canciones italianas y puede que también, mientras escuchamos alguna historia sobre esta ciudad repleta de canales y tradición.

Opina

*

catorce + dos =