Barrio de la Santa Croce

barrio Santa Croce - Venecia
En el noroeste de Venecia se encuentra el barrio Santa Croce. Lo primero que llamará la atención del visitante es que aquí circulan vehículos. Es por ello que en la famosa Piazza Roma se sitúa la estación de autobuses que se encuentra conectada con el aeropuerto.

Este barrio debe su nombre a la Santa Cruz de Jerusalén, dedicándose una iglesia a esta que fue demolida por Napoleón. Este barrio, junto con San Polo, pertenecía a la zona de Luprio, con numerosas salinas.

La peor época para este barrio ha sido durante el siglo XX, sufriendo el impacto entre la unión viaria de Venecia y el continente. Primero se realizó el puerto marítimo y después se creó el área de Piazzale Roma, la apertura del Rio Nuevo y la construcción del aparcamiento-isla artificial de Tronchetto. Todo ello se llevó a cabo tras la construcción del puente de la Libertad en 1933, conviertiendo la parte nort del barrio en la terminal de autobuses de la ciudad.

Dentro de la magna Venezia, tal parece que este enclave sea el menos vistoso de la ciudad, pero tal es el encanto de sus callejas que no importará demasiado. Además, junto al Gran Canal existen algunos bellos edificios entre los que destacan diversos palacios como Ca’ Pesaro, en cuyo interior se esconden dos enclaves poco frecuentados por los turistas: la Galleria Internazionale d’Arte Moderna y el Museo d’Arte Orientale. Esta última destaca por albergar cuadros de autores tan conocidos como Matisse, Klimt y Kandinskij.

Otro museo célebre es el Museo di Storia Naturale, muy recomendable por los restos de dinosaurios que se custodian.

También hay algunas iglesias que merecerán la pena contemplar como la Iglesia de San Giacomo dell’Orio, la Iglesia de San Stae, la Iglesia de San Nicola de Tolentino y la Iglesia de San Simeon Grando.

Finalmente, en esta zona -menos rica culturalmente- se cuida bien al estómago. Y es que “ricas” serán las especialidades que se sirven en Trattoria Al Ponte del Megio. Se trata de un local con mucho encanto ubicado en Via Large. Espaguetis, frituras de pescados, calamares, pan reciente… Un lugar muy destacada para sentirse como un rey gracias al buen trato del servicio. Y si los vegetarianos pensaban que no iban a encontrar un lugar en el que comer a su gusto, estaban equivocados, pues un local que no deben perderse es La Zucca. Aquí la pasta es excelente y, además, ¡más sana! Se recomienda la lasaña de verduras y el flan de calabaza que hace honor al nombre del restaurante, pues zucca significa ‘calabaza’ en español.

Opina

*

11 − cuatro =