Clima y ropa adecuada

Tipo de clima

Ubicada al norte de Italia, Venecia posee un clima mediterráneo en el que predominan los inviernos suaves mientras que los veranos son calurosos, siendo julio y agosto los meses de mayor calidez. Aún así, este calor no es sofocante y las muchas sombras de la ciudad cobijarán a los que lleven peor las altas temperaturas.

A pesar de esto, por la noche refresca, razón por la que se recomienda llevar chaquetas e incluso algún chubasquero dadas las altas probabilidades de toparse con alguna tormenta veraniega, muy propia de esta estación.

Mejor época para viajar a Venecia

Estas condiciones hacen que el verano sea un buen momento para viajar a Venecia, si fuera posible elegir el periodo vacacional. También es importante protegerse bien del sol, dado que es posible encontrarse con pocos lugares de sombra, a lo que se sumarán largas horas de exposición al astro debido al tiempo que se pasará en la calle para visitar los atractivos de la ciudad.

En mayo y septiembre el tiempo tiende a ser moderado y agradable por lo que también sería buena idea visitar la ciudad en estas fechas. Eso sí, habría que meter en la maleta ropa de abrigo, ya que el sol puede no dejarse ver algunos días provocando un descenso de las temperaturas.

También podría ser la época en la que las inundaciones tuvieran lugar, aunque esto suele suceder más en los meses de abril y octubre. Sin embargo, a muchos turistas les atrae el fenómeno de la Acqua Alta y no les molesta en absoluto que la ciudad se llene de pasarelas para recorrer sus plazas y calles. Todo dependerá de las preferencias del viajero.

En este caso, si se viaja en esta época, será importante llevar calzado apto para el agua, como zapatos impermeables que permitan a la vez proteger los pies cansados de un turista que sin duda caminará durante horas.

Invierno en Venecia

Durante el invierno las temperaturas pueden descender de los diez grados llegando incluso nevar. Nuevamente dependerá de las preferencias del turista, ya que la ciudad goza de una tranquilidad insospechada que garantiza un disfrute sosegado de todo lo que Venecia ofrece.

Además, en esta época se podrá disfrutar del famoso Carnaval de Venecia que tiene lugar entre enero y febrero, dependiendo del año en curso. Y la fama de la goza este gran carnaval podría ser otra razón más para viajar durante este entrañable -aunque frío- momento.

Y es que, aunque tapan poco, las artesanales máscaras siempre nos ayudarán a mantener el rostro al menos un poco menos frío.

Must Read