Qué saber antes de viajar

Además de conocer los mejores periodos del año para viajar a Venecia así como sus peculiaridades -tales como el fenómeno de la Acqua Alta– hay otros datos que conviene saber antes de emprender el viaje a uno de los destinos turísticos más apetecibles y destacados de Europa.

Documentación necesaria

En primer lugar, para visitar esta ciudad, los ciudadanos de la Unión Europea no necesitarán llevar ningún tipo de visado, ya que tanto el DNI como el pasaporte en vigor serán el único documento indispensable para entrar en Italia.

Horario comercial

Otro dato relevante a la hora de programar las compras así como las visitas a los museos es el horario comercial de Venecia. En esta ciudad los comercios suelen cerrar antes que en España y no es habitual encontrar las tiendas abiertas a la hora de comer.

Generalmente, la hora de cierre de estas se sitúa a las 19h mientras que los museos pueden cerrar a las 17h de la tarde, aunque algunos se extiendan hasta las 20h, razón por la que se recomienda conocer el horario antes de realizar la excursión.

Personas con movilidad reducida

Dadas las condiciones especiales de Venecia que obligan a transitar por la ciudad en diferentes embarcaciones es posible que los turistas con movilidad reducida encuentren dificultoso moverse por la ciudad. No obstante, existen medios para facilitar los accesos y los vaporettos proporcionan asientos especiales. Aún así, no es aconsejable que estos turistas viajen solos.

Idioma

En cuanto al idioma, no es difícil hacernos entender en Venecia ya que gran parte del turismo que acoge es de origen español. Por otro lado, las semejanzas de la lengua italiana con la española ayudarán a entenderse a pesar de que ambos interlocutores no dominen la lengua opuesta.

Precios

Sobre los precios, se pueden encontrar restaurantes de todos los tipos adecuados para cualquier economía, desechando así la creencia errónea de que comer en Venecia es caro. Eso sí, se deberá tener en cuenta que en los restaurantes se cobra aparte el cuperto y el servizio y que en las terrazas se puede triplicar el precio de la comanda.

Ahorrar comiendo barato

Si buscas ahorrar en comida, no te pierdas sus famosas cotoletta con pan. Se trata de carne rebozada que se sirve en un pan redondo y tierno con un poco de lechuga o sésamo.

Se puede comprar en multitud de cafeterías pequeñas a precio de bocadillo, por lo que constituye una forma económica de degustar algo típico sin necesidad de gastar mucho dinero.

Must Read