Treviso

Treviso es una gran joya cercana a Venecia que se sitúa a unos 30 kilómetros de la ciudad de los canales.

Esta ciudad posee un importante centro histórico y monumental, y en ella se ubican importantes y célebres empresas dedicadas a diferentes sectores como Pinarello, De’Longhi y Benetton.

Parece ser que este lugar fue habitado en la edad de bronce, a juzgar por los restos más antiguos encontrados en ella. En la época romana se le conocía como Tarvisium, siendo un municipium entre el año 49 a.C y el siglo I d.C.

Tras ser saqueada por Aquila, haber pasado por la dominación de godos y longobardos, ser arrasada por los húngaros y pasando por el dominio de varios imperios entre los siglos XIII y XIV, en 1797 fue ocupada por los franceses pasando a Austria por segunda vez en 1813.

En 1848 la ciudad se rebeló contra los austriacos, que sofocaron la rebelión el 14 de junio del mismo año. Finalmente pasó a formar parte del Reino de Italia el 15 de julio de 1866.

Qué ver en Treviso

Esta ciudad ofrece muchos enclaves que visitar entre los que destacan la Piazza dei Signori donde se encuentran el Palazzo della Prefettura, la Torre Civica, el Palazzo dei Trecento y el Palazzo di Podestà.

La calle principal es la Via Calmaggiore, repleta de tiendas diversas y especialmente palazzos fastuosos.

Sin duda el Duomo es uno de los sitios más frecuentados. Esta visita incluye el Baptisterio di San Giovani, las Canonicas y el Vescovado.

Otras iglesias interesantes son la Chiesa di San Nicolò, construida por los frailes dominicos, y la Chiesa di San Francesco. Esta última presenta una estructura muy recia y destaca porque en su interior se ubica el famoso sepulcro de Francesca Petrarca, quien fuera hija del famoso e intenso poeta del Renacimiento.

Si se busca una zona verde, de entre los muchos jardines, destaca el Giardino Fenologico “Alessandro Marcello”.

Dónde comer en Treviso

Para comer, no hay que olvidarse de pedir un plato que lleve achicoria roja: el alimento estrella de la ciudad.

Seguro que en Il Basilisco se encuentra alguno que apetezca probar. En especial, se recomiendan vivamente la Tarte Tatin con cciughe e sardine -‘Tarta Tatín con anchoas y sardinas’- y los Spaghetti ai fasolari -‘Espaguetis con almejas’.

Y el postre en Il Vecchio Gelatiere será un delicioso y dulce final gracias a sus helados -hechos con mucha pasión- para una fin de visita espectacular.

Cómo llegar a Treviso

La mejor opción para llegar si no se dispone de coche es mediante el autobús del la empresa Baltour, pero también será posible llegar en tren.

Must Read