Venecia en cuatro días

Cuatro días en Venecia son un tiempo más que suficiente para conocer completamente la ciudad y lo mejor de sus alrededores. Por tanto, tras valorar las opciones propuestas en Venecia en un día, Venecia en dos días y Venecia en tres días, se puede aprovechar un cuarto día más para volver a visitar aquellos lugares que más nos han llamado la atención o para entrar en algún museo al que no nos haya sido posible acceder. Aunque esto deberá ser por la tarde, ya que para la mañana el plan puede ser el siguiente: un recorrido por las islas de la zona será el colofón ideal para un viaje sin parangón.

Para realizar el viaje a las islas principales, la mejor opción es contratar una excursión organizada con guía en castellano. Esta salida tiene un coste de 20 euros por persona y dura aproximadamente 4 horas. Si quieres ir por tu cuenta puedes tomar la línea verde de Allilaguna.

La preciosa Isla de Murano será una parada que los viajeros realizarán sin remilgos. Aquí se encuentra la producción de cristal más conocida internacionalmente, por lo que los amantes del cristal no podrán resistirse a adquirir alguna que otra figura de este apreciado material.

Siguiendo este recorrido acuático aguarda la Isla de Burano, muy conocida por el bonito y colorido mosaico que forman en ella sus pequeñas casas de diferentes colores, sin duda un momento para inmortalizar con una panorámica desde el barco.

Finalmente, en la pequeña Isla de Torcello se contemplará la Basilica di Santa María dell’Assunta, cuya antigüedad se remonta al siglo VII.

Como por la tarde se estará por el centro visitando los últimos enclaves que se nos hayan escapada, será el momento de despedirse del viaje cenando a la italiana en alguno de los restaurantes de la Piazza San Marco. Y, ¿qué mejor forma que con un buen plato de pasta? Cualquier lugar ofrecerá lo mejor de Venecia para que se lleve el último recuerdo gastronómico que la ciudad le regale.

Must Read